Historias y Jardines: Ayora (Valencia)

Hemos paseado por el Jardín de Ayora, recientemente ampliado. Es un jardín de barrio, para los habitantes de esta zona. Para ellos forma parte de su día, de sus encuentros, paseos y experiencias, también de sus recuerdos. Sólo unos pocos, los amantes de la naturaleza y los jardines, se desplazarían para visitarlo; Y en mi caso, lo visito para acompañar a mi madre en sus tardes ociosas cuando viajo a Valencia. Forma parte de su paisaje y del de mis hermanos, que siguen allí. Un día fue mi paisaje.

Situado en una zona tranquila, el jardín tiene un ambiente sosegado y sereno, ideal para pasear, disfrutar su frondosa vegetación, con grandes ejemplares de ficus, jacarandás, falsas acacias, aligustres de China, olivos, eucaliptos, araucarias  y árboles de la lana importados hace muchos años, que permiten recuperar el sosiego, especialmente en días calurosos, gracias a las imponentes sombras de muchos árboles centenarios. Es un jardín modesto pero ideal para este barrio, tan cerca del mar.

Empujo la silla de ruedas de mi madre que disfruta del microclima del jardín en la tarde calurosa de verano. Los caminos serpentean delimitados por setos recortados que encierran a su vez macizos con árboles, arbustos y vivaces que dan a su conjunto una gran belleza y naturalidad.

Mi madre va observando, callada, los bancos de cerámica de colores vivos, originales del jardín, que se reparten por la zona, y saluda a los conocidos. Allí conoció a Ernesto, un excelente conversador que le animaba la tarde que se encontraban. A cierta edad, la conversación es un tesoro, o quizá siempre lo es y nos cuesta un tiempo descubrirlo.valenciajardinesdeayorabancodeceramica01

El jardín es escogido por muchas personas mayores que encuentran un lugar de reunión para el sosiego, la tranquilidad, la charla y para observar las aves y las flores. Las palomas y los gorriones bajan a la fuente para beber agua y los estorninos irrumpen con su alboroto al atardecer. Al lado, donde estaba la huerta, hay campos de deporte para los más jóvenes.

A finales del siglo XIX, José Ayora, un comerciante de éxito, encargó al maestro de obras Pelegrín Mustieles el proyecto, similar a otras construcciones que adornaban la huerta de Valencia. Construyó su pequeño paraíso en medio de huertas y casas de labor, hoy convertidas en guarderías, oficinas o residencias de ancianos aunque la mayoría son edificios de viviendas.

Se levantó un hermoso palacete modernista construido en 1900, que conserva un aire romántico y el diseño siguió la tradición jardinera valenciana: cerca de la casa un jardín de traza regular y más alejado la recreación del bosque, todo  cercado por un muro de obra.

foto0028Cuando éramos pequeños, mis hermanos, mis amigos y yo nos acercábamos para “espiar” los animales que había dentro. Vimos pavos reales y se decía, con asombro, que tenían un tigre de bengala. Nunca lo vimos, por supuesto. Pero arrancábamos rosas pálidas y olorosas que trepaban por los muros. Nuestro paisaje infantil eran las huertas y las casas y las acequias de agua para el riego, hoy desaparecidas.

La huerta rodeaba este espacio. Todavía hoy, en Valencia,  encuentras entre las torres de apartamentos y viviendas espacios para una pequeña huerta y una casa de labor, excepciones dignas de ser fotografiadas y descubrimientos nostálgicos de lo que un día fue y pronto no será, tragado por el asfalto como si fueran tierras movedizas.

El entorno ajardinado alrededor del antiguo ‘chalet’, se utiliza ahora como guardería infantil, y tiene juegos y areneros para los niños. En esta zona conviven los naranjos y las palmeras y a mi madre le gusta especialmente sentarse aquí para disfrutar de los movimientos incesantes y las risas de los niños. Son la alegría, durante un tiempo, comento yo. El bullicio también cansa. A ella parece que no. Sus risas le alegran la vejez.

En la zona Oeste se ha construido un nuevo jardín abierto y funcional. Contiene  zonas de petancas. El espacio más amplio está rodeado por una pérgola de grandes dimensiones, cubierta por una buganvilla espectacular de color fucsia. Este es el lugar preferido de los vecinos, que salen “a la fresca” a charlar y pasar un rato agradable las tardes de buen tiempo.

valenciajardinesdeayorafuente01

Este conjunto es una delicia para todos, no importa la edad. Conviven todas ellas. Disfrutan de verse y compartir. Hasta tienen un espacio para que jueguen los perros sin molestar a nadie.

La casa dejó de ser habitada a partir de los años 60 del pasado siglo. Después de años de abandono el Ayuntamiento la adquirió en 1976, y la declaró Bien de Interés Cultural en 1983.

Fue una estupenda decisión, y siguió esta buena idea con la construcción del Metro Ayora que te lleva  en diez minutos del centro de la ciudad.

Ese trozo de terreno ordenado y cuidado, lo es gracias al poder y voluntad de personas que, como José Ayora, conociendo lo efímero del empeño, domesticaron la naturaleza y la enriquecieron. Finalmente, hay que celebrar el salto del poder privado al poder público, del disfrute familiar al disfrute colectivo porque este jardín ha conseguido librarse del asfalto, el abandono y el olvido.

Y hablando de emoción y de añoranza…. unos famosos haikus al vuelo….gracias a los blogs que los proporcionan.

Sopla si quieres,
viento de otoño. Todas las flores
se han marchitado.

Estando
bajo este pino,
soy una gota de rocío.

El viejo estanque
la rana salta;
plop.

http://brotesdehaiku.blogspot.com.es/2012/01/cien-haiku-de-kyoshi.html

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/haikus-BASHO.html

http://literaturauniversaliesames.blogspot.com.es/2011/11/haikus-ariadna.html

https://www.valencia.es/ayuntamiento/Infociudad_

http://jardinesvalencia.es/jardin-de-ayora/

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s