Viajes: Jardín botánico de Montreal, belleza y bienestar

Un piano al aire libre, alguien toca una melodía; sillones de madera de pino rojo canadiense distribuidos entre el césped y los caminos de tierra. Es verano, me siento a escuchar a la sombra de los robles y los abetos; observo el movimiento de las ardillas que corretean entre nosotros. Están acostumbradas a las personas. Un momento muy agradable. Una imagen relajante a la que recurrir en momentos de estrés.

Estoy en el jardín botánico de Montreal, uno de los más grandes del mundo y una auténtica belleza. Tengo todo el día para disfrutarlo. Está bien comunicado y me encantan los jardines, siempre que viajo aprovecho para visitarlos. Tengo que reconocer que no he visto nada tan espectacular.

Los jardines cumplen muchas funciones diferentes: Pueden  ser una exhibición de riqueza, algunos producen alimentos o medicinas, otros expresan ideas espirituales o filosóficas; otros tienen una finalidad científica y muchos de ellos ofrecen sencillamente belleza, recreo y paz._mg_0639

Los jardines botánicos como éste han jugado un papel importante a lo largo de la historia en el desarrollo de la medicina  y el comercio internacional.

El de Montreal tiene un impresionante invernadero. Su altura permite que árboles altos crezcan sin limitaciones y su acristalamiento ofrece una gran luminosidad. Se desarrollan bien arbustos, plantas y árboles exóticos, gracias al control de temperatura y humedad.

Aunque se creó en 1920, gracias a la pasión y el empeño del botánico Marie-Victorin, fué en 1970 cuando alcanzó su nivel actual gracias al apoyo económico y a  grandes proyectos como el arboretum , la rosaleda, el jardín japonés , el insectarium y el jardín chino. Desde entonces, el ritmo de crecimiento ha continuado con el nuevo complejo de recepción, la Casa del Árbol, el jardín de la Primeras Naciones y el Centro de Biodiversidad de la Universidad de Montreal .

Tiene la importante misión de educar al público en general y a los estudiantes de horticultura en particular y por supuesto, para la conservación de especies de plantas en peligro de extinción. Estos jardines son también el hogar de un centro de investigación de botánica, de la Société d’Astronomie de Montréal y del Insectarium de Montreal.

Crear jardines, visitarlos, pasear en ellos nos proporcionan bienestar, paz, serenidad y equilibrio. Y dice un refrán chino que si quieres ser feliz toda la vida, tienes que hacerte jardinero.

_mg_0638

La necesidad que tenemos de recrear la naturaleza, ordenarla y domesticarla creando belleza nos produce una gran felicidad. Disfrutar de esa armonía, un gran placer para el espíritu y los sentidos. Y una sociedad que crea entornos ajardinados para sus ciudadanos es una sociedad que cuida la buena vida. Es la dimensión política del jardín: búsqueda del bien común, mejora de la convivencia social, salud pública y privada…..lo dicho, buena vida.

Y sin embargo, aunque nos sentimos transportados, desconectados de las preocupaciones diarias cuando visitamos los jardines y deseamos incluso tener un jardín propio…. Somos conscientes de la finitud de esa obra. Basta unos meses de abandono para que el jardín pierda todo su encanto. Quizá sobrevivan a todos los esfuerzos y a nosotros mismos, los árboles. Con razón dice Plinio que los árboles fueron los primeros templos de los dioses; y por esa percepción de eternidad, de puente entre el cielo y la tierra, se consideran algo sagrado en muchas civilizaciones, un especie de dioses protectores.p1120720

Un jardín hay  que cuidarlo día a día, estación a estación, con el sudor de nuestra frente. No es el jardín del Edén, aunque lo comparemos con el paraíso y en Montreal, un ejército de jardineros se ocupa de mantener, cuidar y renovar los parterres, invernaderos, espacios especializados, bosque y rosaledas, setos, huertos, edificios, canales, lagos, fuentes y caminos. Una estupenda profesión si tenemos en cuenta el proverbio chino.

Hay muchos jardines interesantes en este gran territorio y por supuesto, Canadá es un país con recursos, con unos habitantes que aman la naturaleza domesticada y todas las actividades que se pueden hacer en ella, desde científicas, educativas  a las  lúdicas y de entretenimiento.

_mg_0646

Aquí se ofrecen muchas:   pasear, tocar o escuchar música, leer, dibujar y pintar, sentarse al sol, admirar las flores y el paisaje, comer al aire libre, hacer fotos, descubrir nuevos jardines y plantas, ver exposiciones de trajes en el pabellón japonés  o participar en la ceremonia conmemorativa anual Hirosima, con el sonido horario de una campana japonesa de la paz; Y hay mas, como participar en un taller de caligrafía china, el espectáculo “la magia de las linternas”, degustar el jarabe de arce (marzo) o ver a la suelta de mariposas monarca (septiembre) o el famoso concurso internacional de mosaico esculturas (septiembre). Y otras más como la observación de aves y visitas guidas. A partir de finales de febrero hasta abril en el invernadero se pueden observar numerosas mariposas que vuelan en libertad acompañadas por un fondo de música clásica.

Un espacio para disfrutar todo el año. Sí, porque cuando la nieve cubre el jardín, también se puede hacer esquí de fondo porque tienen preparada una pista de tres kilómetros ¡Qué ocurrentes!

_mg_0653El jardín botánico es también el hogar de ardillas, patos y otros animales como las tortugas y  garzas que también viven allí.

En este espacio se pueden visitar hasta 23 jardines con un diseño especializado por países  que recrean el paisajismo y estilo particular de cada uno de ellos como un universo cerrado, que nos transporta hasta distintos países y nos permite aprender y valorar las grandes diferencias y la gran versatilidad que genera cada cultura, época histórica y estilo de vida.

Recorrimos con mapa en mano los senderos, los jardines, los espacios reservados al bosque, las pequeñas joyas y sorpresas que vas encontrando en el camino, cuando menos lo esperas.

Caminamos contemplando la magnífica obra, como desde siempre hicieron nuestros antepasados, leyendo el paisaje, llenándonos de colores y de sensaciones.

En el paseo nos llamaron  la atención el completísimo jardín japonés, con su ceremonia del té y construcciones típicas; el jardín chino, con una magnífica colección de bonsáis, pero también el jardín inglés, con su carácter naturalista que  emociona, con un lago irregular, patos  y multitud de flores de colores mezcladas como por azar o el de las primeras naciones, que está dedicado en exclusiva a especies autóctonas del país como los arces, abedules y pinos, y el jardín alpino, que muestra, entre sinuosos caminos y rocas, la floración y crecimiento de las diminutas y delicadas plantas alpinas .

_mg_1665

Pero, con el clima de Canadá, con esas tremendas nevadas, ¿cómo es posible que sus magníficos jardines progresen y se renueven con tanta belleza, con tantos colores? Me explicaron que gracias al sol y la luz. Allí, antes de que llegue la primavera, la inclinación de los rayos solares permite que bajo la capa de nieve y hielo, las semillas y las plantas crezcan a un ritmo inusual, con mucha rapidez. Una gran ventaja para un país tan frío.

Estuve allí un día de agosto y había mucha actividad y muchos visitantes; desde grupos de niños dirigidos por sus monitores, ciudadanos de todas las edades que paseaban tranquilamente, grupos de turistas del país y extranjeros de todo el mundo a profesionales que atendían servicios, talleres, mantenimiento de las instalaciones y los espacios cultivados._mg_0697

Dicen que la creación de un jardín es uno de los más sofisticados medios de expresión  cultural de un pueblo. Y también su cuidado revela el compromiso de las gentes con la tierra y la sociedad. Yo he venido sorprendida y admirada de los canadienses y sus jardines.

“Entre las hojas del sauce respiraba el viento, el rumor trucó el gemido, languideció el mundo murmurando como algo afligido y luego me sentí sola.”

 

p1120727

“New Poems” Christina Rossetti

“Cómo leer jardines”. Lorraine Harrison

“Canadá”, Guía visual El Pais Aguilar

http://espacepourlavie.ca/jardin-botanique

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s