De Marrakech al Valle de Ourika: Jardines y cocina

P1160167

En la segunda etapa, las cinco viajamos desde Marrakech al valle de Ourika en un coche para pasar el día en el “Jardin du Safran”, a los pies del Atlas, la cordillera que separa las costas del mar Mediterráneo y del océano Atlántico del desierto del Sahara. Hacía un tiempo excelente, despejado y con una temperatura veraniega, pero todavía había nieve en lo alto de las montañas.

Llegamos en una hora aproximadamente. Son unos 60 Km.

La salida de Marrakech es preciosa porque la carretera pasa a lo largo de toda la muralla que recorre la ciudad. Conforme nos acercábamos al valle, pudimos ver campos fértiles, muchos frutales y abundante agua canalizada en acequias, un sistema de regadío bien conocido en España, herencia del periodo musulmán. Estamos en territorio bereber.

Llegamos a casa de Cristine, una suiza afincada desde hace muchos años en Marruecos y nos dispusimos a disfrutar el día en su precioso hogar. Nos recibieron con agua mineral fresca adornada con pétalos de rosa. Su casa es de adobe pero todo en ella rezuma estilo y comodidades  europeas. Una mezcla de estilos de un gusto exquisito.

Allí nos esperaba Amina, para enseñarnos a cocinar el tajin de verduras. El tajín o también escrito tayín, por su pronunciación, es un plato tradicional en la cocina de los países del norte de África especialmente Marruecos, Túnez. Es como la paella,  es un plato cuyo nombre viene dado por el recipiente de barro o de cerámica en el que se prepara.P1160208

Nos preparamos alrededor de la mesa de trabajo adornada con manteles de vivos colores (los vimos en el zoco) con nuestras verduras y nuestras fuentes para lavarlas.

Tajín de verduras para uno o dos comensales: dos cebollas rojas, dos zanahorias, dos calabacines, dos patatas y un tomate. Un diente de ajo, una cucharada de aceite de oliva (ellos ponen también una cucharada de aceite de girasol), un poco de agua y especias al gusto: Pimiento rojo molido, cúrcuma, Ras al hamut, sal, pimienta, jengibre, limón macerado en sal.

Elaboración: Se van pelando y cortando a cuartos todos los ingredientes. La cebolla en rodajitas finas y el calabacín no se pela. Se lavan y se van colocando en el recipiente de barro primero la cebolla, encima la zanahoria, se expolvorea de pimiento rojo molido y de sal, luego se añaden los calabacines y la patata y se espolvorea todo con cúrcuma y con Ras al Hamut. Por último se ponen encima de todo el tomate cortado a láminas y pelado previamente y el ajo cortadito muy pequeño, se vuelve a añadir pimienta y alguna especia al gusto. Finalmente se añaden un par de rodajas de limón preparado en maceración. Se añade a todo una cucharada de aceite de oliva y otra de aceite de girasol y por fin, se añade un poquito de agua en los laterales, se tapa y se lleva  al horno de leña. ¡Y a esperar!

P1160175

 

Una vez transportados los tajines a los fuegos, nos dimos un paseo por los campos de Cristine. El campo de azafrán, todavía en desarrollo de la planta y el jardín de especias y frutales.

Cristine ha conseguido un paraíso en la tierra de aromáticas, árboles y rosales. Todas las plantas están identificadas como en un jardín botánico. No hay malas hierbas. Está todo muy cuidado. Puedes pasear por allí cubierta con sombreros de paja y disfrutar del paisaje y los aromas. Todo es una mezcla de elegancia y naturaleza rural. Hay pérgolas y árboles frondosos para disfrutar sentadas a la sombra; Hay caminos entre las plantaciones para admirar de cerca las plantas. También tienen un pequeño estanque con flores acuáticas y ranas. ¡No podía faltar el agua!

Después del paseo, descubrimos el “sendero de los sentidos”. Se trata de un juego. Hay que descalzarse y sentir cada parte del recorrido, lleno de sorpresas de la naturaleza, para terminar con un baño refrescante y reparador a la sombra de una parra frondosa.

P1160199

Nos avisan que la comida está lista, así que nos desplazamos a las mesas bajo las sombrillas y disfrutamos de la belleza de una mesa bien adornada con jarras de agua fresca, rosas y manteles de colores, platillos de cerámica local con aceitunas adobadas al estilo marroquí y aceite de argán para untar en el pan recién cocido.

De entrada, nos ofrecen una crema de azafrán deliciosa en los pequeños vasitos de té con dibujos dorados. Ahí va la receta:

Crema de azafránP1160206

Se hace una crema con calabaza, calabacín, zanahoria, patata a la que se añade, en el último momento el azafrán deshecho en mortero con un poquito de agua y la pimienta. Una vez retirado del fuego se sirve en vasito con un poco de nata montada adornada con una ramita de cilantro o un poco de pimienta molida.

A continuación nos sirven nuestros tajines de verduras, que han quedado fenomenal,  junto con otro de mayor tamaño de carne con ciruelas y pasas, que está espectacular.

Finalizamos con un postre muy sencillo: Ensalada de naranja con canela, dátiles y almendras. Un dulce sencillo y muy sano. Y claro, los famosos pastelitos marroquís.

Hemos dedicado casi dos horas a la comida y la sobremesa. Siempre hay tiempo para la charla cuando tienes un buen menú. Seguimos con cafés y vienen a pintarnos las manos…..¡Vaya! Es la henna tan conocida ya en occidente para teñir el cabello.

P1160215La Henna fue utilizada por los árabes para refrescar los pies y las manos durante los días calurosos. Descubrieron que podían hacer este tipo de “tatuajes” y se divirtieron haciéndolo. El tinte color marrón rojizo se extrae de la cáscara y hojas secas, y es utilizado desde hace mucho tiempo en el norte de África, Oriente Medio y Asia del Sur.

El colorante natural, también ayuda a fortalecer el cabello, y es utilizado también para reducir la caspa, las infecciones fúngicas del cuero cabelludo, o para eliminar los piojos. Sin embargo, los aditivos industriales perjudican la salud.

Aunque aquí es una tradición y se pintan en el Hammán, en las bodas, ante el nacimiento de un bebé… ya imagináis que las europeas no disfrutan con estas cosas, así que en la casa utilizan unas hierbas que hacen que las pinturas no duren más de una semana. Bueno, no todas nos hacemos los dibujos, pero nos encanta ver el proceso: Líneas geométicas, flores….. hay una gran variedad de diseños e improvisaciones. Forma parte de la hospitalidad de Cristine, que estuvo cerca de nosotras todo el tiempo comprobando que no faltara nada y que nuestra estancia fuera excelente.P1160181

Cristine, esta mujer rubia de ojos azules,  trabaja rodeada de mujeres. Están en los campos, en la recogida, en la cocina, en la limpieza, atendiendo a los visitantes, en la casa…. Puntualmente vienen trabajadores para realizar tareas de fontanería, mantenimento y otros trabajos. Y son encantadoras. Cristine tuvo malas experiencias en su proyecto empresarial en este país, pero aprendió (ohhhh, mi imaginación siempre me acerca a un amor fallido).  Ella dice que son experiencias valiosas y hoy puede disfrutar de su vida y su negocio aquí, donde ella quiere estar. El año pasado visitaron este espacio más de tres mil personas. Un proyecto innovador y muy atractivo, que le permite vivir de su trabajo y relacionarse. Una mujer de rompe y rasga.

Terminamos la sobremesa con Cristine, que nos contó el proceso de siembra, cultivo y recogida del azafrán, cómo distinguir el auténtico del falso, sus propiedades y  beneficios para la salud. En Marruecos lo utilizan para muchas cosas. Son los remedios de la abuela: para calmar la llegada de los dientes de los bebés, para problemas estomacales, de menstruación, bajar la presión arterial, como inductor del sueño, reducir o evitar los hematomas. Y también como tinte textil. La verdad es que es sorprendente la cantidad de usos de estos pequeños filamentos.

Un día agradable, estupendo. Una excursión para disfrutar desde el primer momento. Una gente acogedora y hospitalaria.

P1160204

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s