El atajo

Recuerdoque mi hermana pequeña, Magda, salió como todos los días a las cuatro de la tarde para ir a sus clases en la universidad. Nunca quería coger el autobús, porque tardaba más que ella dando un paseo de media hora por el campo. Era un día soleado de primavera. Atravesó la calle del último bloque... Leer más →

Anuncios

La vida es teatro

Acababa de sentarme en el sofá del salón enfrente de mi madre, para contarnos las novedades. Iba a visitarla todos los sábados para hacerle compañía y aliviar su aburrimiento. De pronto, un llanto desconsolado, que se filtraba por el muro de separación del vecino, me dejó muda mirándola en espera de alguna explicación. -Es una... Leer más →

“Cómo se escribe un relato” por Alan Heathcock

Este autor norteamericano, de 58 años, se ha convertido en miembro de honor de una generación dirty que encarna lo mejor de la literatura contemporánea estadounidense con escritores como Denis Johnson, Ray Pollock o el más urbano William T. Vollmann a la cabeza. A continuación, sus recomendaciones para escribir un relato. Queridos amigos, Ayer escribí... Leer más →

Estás en las nubes

Observo a mi amiga Magda navegar por el espacio sideral ajena a lo que sucede a su alrededor. Se lo noto cuando se vqueda con la mirada fija como hacia dentro, su cuerpo relajado e inmóvil. Parece que te estuviera escuchando, pero no, se ha marchado hace ya un rato. _ ¿Vuelas? - le digo... Leer más →

Buenos días. Micro relato

Te acercaste por la mañana a despertarme. Me acompañaste a desayunar y tu cabeza descansó sobre mis piernas mientras escuchaba las noticias. Amorosa, me acercaste la correa para que diera mi saludable paseo un día más. Cualquiera en su sano juicio se hubiera vuelto loco por ti.

Micro relato: Muerte natural

Le fui clavando agujas confome él iba haciéndome heridas con sus rechazos. Y aunque no quedaba rastro de reyertas ni batallas, al final desapareció la sangre de nuestras venas y no sobrevino ni un mísero temblor. ¿Alguna vez muere el amor de muerte natural?

El nido

Ya hace un mes que estamos solos. Me levanto cuando me apetece y sin embargo no me hace ilusión. La casa está en silencio. Me pongo la bata y recorro el pasillo hasta la cocina. Enseguida pongo la radio, me abruma tanto silencio. Preparo mis tostadas y el café para los dos mientras escucho que... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑